Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

Tras los pasos del mar

Imagen
Esta mañana participamos en la campaña municipal "Tras los pasos del mar" en el Puerto de Motril , la verdad es que ha sido muy interesante, por un lado Francisco (antiguo patrón de un barco de arrastre) nos ha enseñado los secretos que rodean a nuestro litoral y las distintas especies que habitan nuestra costa; por otro Marí Luz nos ha mostrado el funcionamiento de La Lonja y sus peripecias, y José "El Cañavera" nos ha enseñando todos los rincones de su barco y como realizan su labor.
Francisco en el Museo del Mar enseñándonos las caracteríssticas de nuestras costas y la influencia del Mar de Alborán en nuestro clima que junto a la gran cantidad de nutrientes y salinidad del litoral hacen que nuestra pesca sea de excelente calidad. La langosta y el cangrejo ermitaño disputándose el territorio y los favores alimentarios de Francisco.
Los peces del acuario también se estresan con nuestra visita, cambiando a un color más oscuro.
La Lonja preparada para la caída de l…

Pinturas de Pepe Sánchez

Aprendí a andar por todas las callejas...

Imagen
Nací en el barrio que para mí es el más bonito de Granada, el barrio del Albaicín, aprendí a andar por todas las callejas y todos los parajes de mi barrio como el tan nombrado mirador de San Nicolás


        En el Albaicín teníamos tres casas, famosas por la cantidad de personas que vivían en ellas, estas son La Casa de la Lona, El Corralón, y La Casa de la Cavila, que hay fue donde me críe.


        Fui al colegio San José, era un colegio de monjas pero esto duró poco tiempo pues cuando hice la comunión mi madre decidió que tenía que trabajar y me colocó de peluquera, aquello fue una odisea, tenía que bajar todos los días, sola a las siete de la mañana por esa calderería, Plaza Nueva, hasta la Carrera de la Virgen y tan solo tenía nueve años.


        La señora Pura, que era la dueña de la peluquería no solo me quería como aprendiz de peluquería, también le lavaba la ropa, le fregaba los platos, le planchaba, y en los ratos libres lavaba las cabezas, eso era otra, para alcanzar al…

De Norte a Sur

Imagen
Cuando llegué del norte de Asturias a Motril, seria por el año 1959, venia de una ciudad importante como era Aviles, todo era allí progreso; al llegar a Motril me sentí triste, era un cambio bastante grande, lloré acordándome de lo que dejaba atrás, mis amigas, amistades. Pensaba que ya no podía realizar mis estudios, temas de trabajo que tuve que dejar, pero mi padre así lo dispuso, por su trabajo. Era técnico en el río Guadalfeo y se llamaban Las Campanas. ¿Por qué? pues se trabajaba dentro de esas campanas, con aire comprimido, era un trabajo un tanto peligroso.
     Lo que siempre recuerdo fue donde encontramos una vivienda, se llamaba El pasaje San Eduardo. Del norte al sur fue un cambio muy grande pero lo que más recordado por mi era sus olores de comidas, cuando pasaba por algunas calles, el olor a fritillo, pimientos asados, o pescaito frito, muchas cosas más; pues en cada región son diferentes los olores y sabores.
     Conocí gente estupenda, que en esos momentos me ve…

Mercado Municipal

Imagen
Cuando era niño tenían que trabajar mis padres y sobre todo mi madre al tener un puesto en el Mercado Municipal, nos levantábamos temprano para ir con ella, era lo que más recuerdo al ser tan pequeño y no haber guarderías para llevarme; mi madre por encima de mostrador me ponía unas mantas y allí me quedaba, me sentaba en unas tablas de madera y pasaba frió, algunas veces al caerme en la fuente me escalabraba. Estaba hasta que mi madre terminaba de trabajar y volvíamos a casa, cuando ya era un poco más mayor, debajo de las escaleras del Mercado había huecos y allí dejaban los cochecitos de los niños, yo me los llevaba y luego los devolvía.
     También me acuerdo del carrillo que se ponía antes de entrar en el Mercado, donde vendían chuchearías y helados en verano, Pepe Luís Posadas me metía en su caseta y me comía las aceitunas, también las lechugas de mi madre.
     Con cinco hijos en la Matraquilla la pobre madre corriendo, cogido en sus brazos porque me daba por muerto con lo…

Soy la tercera de cinco hermanos

Imagen
Nací en una ciudad muy bonita con puerto de mar y playas muy lindas que hoy en día va mucho turismo, las playas no son como las de Motril la arena es muy fina y para que te cubra para bañarte tienes que andar mucho, es un pueblo muy bello, donde hay muchos barcos de pesca y también mucha agricultura es muy rica en todos los aspectos, yo en todos los sentidos me siento muy orgullosa de pertenecer en esta ciudad o pueblo.
     De mi vida tengo mucho que contar, cuando niña me eduqué en un colegio de monjas más la educación que recibí de mis padres que fue muy positiva a la hora de saber comportarme en distintas circunstancias. A los catorce años nos fuimos a Barcelona por el trabajo de mi padre, digo de mi padre porque en aquellos tiempos las mujeres no trabajaban, estuvimos allí unos tres años y nos trasladamos a Málaga, que os voy a contar de mi Málaga es una ciudad maravillosa con unas avenidas grandiosas, el clima es extraordinario y la gente muy cordial y atenta; los años que v…

Espero continuar por el camino que he elegido

Imagen
He nacido en Motril en una familia muy cristiana tenía tres hermanos yo era la tercera, única hija, y la verdad, que tuve una infancia (dentro de lo que cabe en aquellos tiempos de posguerra) muy feliz. Mi padre era transportista, muy trabajador, mi madre era la mujer más extraordinaria que he conocido, paciente, amable, religiosa que nos inculcó grandes valores.
     Estuve en el colegio hasta los 18 años para mí fue una época maravillosa, después conocí el amor de mi vida, y la verdad que después de cuarenta y nueve años de matrimonio ha habido de todo, ya que tener cinco hijos, te da unas experiencias inolvidables. La necesidad de educarlos era una constante preocupación, para no equivocarme.
     A lo largo de mi vida he tenido muchas vivencias muy buenas y otras más complicadas. Volviendo a mi niñez: lo que yo mas deseaba todos los días era salir a la calle a jugar pues no tuve la suerte de tener hermanas, mis hermanos, pasaban de mi ya que había diferencia de edad, el mayor, m…

“La Matanza”

Imagen
Voy a hablar un poco de mi pueblo y algunas de sus costumbres, o necesidades como la matanza de los cerdos, en todos los pueblos hay muchos refranes y casi siempre se aplican con gran acierto: “A misa con la camisa, al sermón con el camisón y a la novena con la panza llena.”
      En agosto el día 14 empiezan las novenas de nuestro Patrón San Luís, no sé cómo se harán ahora, las de mi infancia eran de gran solemnidad. El Patrón el día 25 de agosto puesto sobre las andas con las flores, la música con la banda de cornetas y tambores, los cantos, el recogimiento, la emoción, la alegría; en fin, ya han pasado 45 años desde mis últimas novenas…como si nada.
     Dejando de lado -¿o no?- las connotaciones religiosas, tan importantes todavía en nuestro pueblo, San Luís es un símbolo de nuestra manera de ser albondoneros. De nuestra cultura popular, de la manera de entender la vida y dar respuesta a los avatares de la misma: “Por S. Andrés mata tu res y dale pita a tu tonel”-
     Pues sí…

Por la mañana suena un buen rato la campana mayor de la Colegiata...

Imagen
MEDINA DEL CAMPO (Valladolid)


“HISTORIA Y TRADICIÓN”
      Corría el día 1 de Octubre de 1991 cuando llegué por primera vez a Medina del Campo, hacía una niebla tan densa, que no se veía la entrada del pueblo, mejor dicho, “la Villa” como después me enteraría que este pueblo de unos 23.000 habitantes, tenía una historia que me dejaría ¡Fascinada!


    Medina del Campo ostenta los títulos honoríficos de “Villa Muy Noble, Muy Leal, Heroica y Coronada”, otra cosa que me causó gran curiosidad, fue el lema que tiene su precioso escudo, “NI EL REY OFICIO NI EL PAPA BENEFICIO”; nunca supe el significado, lo único que pude saber, es que viene de los primeros años del siglo XIII.


     Esta Villa era desconocida para mí, pero me sorprendió muy gratamente sobretodo cuando pude conocer muy de cerca, su historia, su cultura, y como no, sus tradiciones. Otra gran sorpresa para mi, fue comprobar precisamente una de sus más peculiares tradiciones; los domingos, todo el comercio, los bancos y toda clase d…

Mi pueblo

Imagen
Hace 45 años que salí de el, y aún siguen los recuerdos de cuando era pequeña; es un pueblo con calles empinadas, de aspecto árabe y blancas casas, con terraos de launa y chimeneas. El clima es muy frío en invierno y veranos muy agradables.


     Antes de las PASCUAS, como decíamos en aquellos tiempos se hacían las matanzas, que eran para los niños días inolvidables, ya que nos dejaban participar en todos los eventos, como el echar el garabato que siempre nos daban morcillas, pan y quizá algo de vino. Después venia el hacer una gran masa de pan de aceite, mantecaos, roscos y los exquisitos soplillos que es un dulce morisco echo con almendras, azúcar y clara de huevo más raspadura de limón. Nos llevaban de merienda a los cortijos cercanos y nos rifaban cuentos y cosas para que los niños lo pasáramos bien.


     En agosto son las fiestas patronales del 24 al 26 y son de un gran recuerdo para mí. Cuando fui joven el día 26 era la corrida de cintas donde las mozas las bordábamos y los …

RECUERDOS DE MI NIÑEZ

Imagen
Los recuerdos de mi niñez hasta los seis años son escasos, pero afortunadamente placenteros, pues hasta esa edad, si bien los acontecimientos memorables para la mente de un pequeño no son muy copiosos, nos deleita siempre que nos invade el recuerdo.



     No obstante, traer a la memoria todo el bagaje de acciones de que fuimos actores o espectadores en nuestra niñez, no es tarea fácil, pero que no cunda el desánimo, y sin pretender recopilar todo el pasado, expongamos algunos de los hechos, cuyas reminiscencias aún perduran.


     Así, casi siempre que la niñez es objeto de nuestro pensamiento. se repite el testimonio de los mismos hechos, que son los que por alguna circunstancia, quedaron mejor gravados, y del contenido de algunos de ellos haremos el comentario de lo que aún nos queda.


     Y si las apetencias de los pequeños son siempre las mismas, varían con el tiempo, pues si entonces se deseaba un patín, como mejor, hoy seria unos patines o un ordenador, etc. Pero el coleccionism…

Volver a aquellos tiempos tan bonitos

Imagen
Voy a contar algo de mi infancia, cuando estaba en el colegio aprendí mucho, era de las mas adelantadas, había dos escuelas, una en el barrio medio y otra en el barrio bajo; iba a la del barrio bajo, la maestra me apreciaba mucho, a mi me encantaba y me cogía un poco retirada, pero lloviera o nevara no me gustaba faltad; pues en el invierno lo pasábamos muy bien con una buena lumbre y toda la familia alrededor.


      Si la mamá hacia unas migas por la mañana, todos alrededor a comer y por la noche si era cocido o estofado todos en la mesa juntos, era una maravilla; toda la familia unida, era una un tiempo muy bonito.


      Me acuerdo mucho porque éramos una familia muy unida, hoy ya es diferente, cada uno está en un sitio, cada uno con su vida, me gustaría volver.



      En mi infancia tenia mucha amigas y todas las tardes salíamos a jugar a la rayuela, otras a la comba, otra al piyamilla; nos comíamos la merienda en la calle y lo pasábamos bien todas las amiguitas.


      Mis pa…

NIEBLAS

Imagen
Le despertaron unos cohetes, saltó de la cama y frotándose los ojos con ambas manos se dirigió hacia la ventana, tiró fuertemente del pestillo y ésta se abrió. Hacia un precioso día, desde su ventana podía ver el río y la alameda. Era un pueblo pequeño, casi todo su sustento derivaba de la tierra y la ganadería. Mirando el hermoso paisaje, acudieron a su mente las vivencias de cuando tenía siete u ocho años, a la salida del colegio, antes de ir a comer, se escabullía para bañarse en un remanso del río en el que con gran ingenio habían conseguido formar una gran balsa.
     Como si de una cita se tratara, llegaban uno a uno todos sus amigos escapando a hurtadillas de sus padres o mayores, se desnudaban poniendo sus ropas a buen recaudo para que permanecieran secas, se subían a una higuera que usaban de trampolín y se dejaban caer unas veces de cabeza, otras de costado y otras de pie, chapoteaban, reían y jugaban con tanta algarabía que los gritos y risas se escuchaban desde lejos.…