Le habló mi alma a la madrugada mientras soñaba un nuevo día...




Le habló mi alma a la madrugada
mientras soñaba un nuevo día
que no tenía a quién decir
un “te quiero”, amada mía.

Oh Dios mio
cuando despierte de esta muerte
recátame de la vida
hazme otra vez niño
para no darla por perdida…

Lancé un beso a las estrellas
y acertó en una fugaz
donde brotaron canciones
mientras la veía bajar
oh felicidad que llegas
la mirada de mi Cielo
donde tu pises quiero ser ese suelo.

Y le añadimos al mundo alegría
en donde antes había tristeza
el país de la poesía
donde la reina es su belleza,

porque no hay mayor felicidad
ni mejor cariño
que ir siempre de la mano
un hada...
y un niño.

Te amo Mercedes
Juan Manuel Santiago Chica

Comentarios

Entradas populares de este blog

Concierto Flamenco en La Herradura del cantaor motrileño Fernando Barros Lirola “Cantado y contado”,